Conversaciones sobre el 15-M con Miguel Arena

Posted on 18 diciembre, 2011 por

15




Encuentro en un grupo de trabajo, en mis navegaciones por la Red,  concretamente en el Grupo para la Difusión del 15-M entre la Población, un vídeo puesto por uno de sus miembros, Armando Sierra Segura, en el que podemos disfrutar de una refrescante entrevista que realiza un compañero del movimiento a Miguel Arana, uno de los pocos integrantes del 15M, que durmió la primera noche en la Puerta de Sol, después de la manifestación del 15 de mayo.

La génesis del 15-M es una de mis obsesiones, pues busco la verdadera identidad del movimiento. Se han realizados varios trabajos que estudian su origen y significado, pero ninguno se acerca más a la realidad que la experiencia de Miguel Arana, precisamente por ser uno de los autores del nacimiento del movimiento, y quien durmió acompañado de sus otros compañeros, junto al Oso y al Madroño, en la madrileña plaza del Sol en la noche del 15 de Mayo.

Miguel Arana, se me presenta como una persona ágil de mente, muy educada, espontánea, natural,  dotado de una fácil y clara explicación, con una buena y amueblada cabeza, limpio de “ideologías”,sí, eso sí, con una inquietud por lograr un mundo mejor que en el que vive.

Me encanta como va relatando el comienzo de esta maravillosa aventura: “Había un grupito que estábamos allí sentados en la plaza y surgió la idea: “¿Y si nos quedamos aquí a dormir?”. Al principio parecía una locura y poco a poco se fue sumando gente (…). Aunque no había una idea clara de hasta dónde se podía llegar, sentíamos que era posible (…). Recuerdo despertarme: fue un despertar totalmente único, al lado de el Oso y el Madroño.

Poco a poco, con calma y con suma  facilidad, Miguel, va desgranado todo lo que para él  significa el 15-M:

El  15-M -es complicado definirlo-, es un movimiento que se define mucho, quizás, por su forma de actuar, más que por su contenido. Es un movimiento que surge por el artazgo con la situación política en la que la gente está cansada de unos políticos que no nos hacen caso, que no nos escuchan, esto es “el no nos representan”, siendo un movimiento que busca invertir esa situación. Devolverle un poco a la gente el poder de definir en que mundo quiere vivir (…). Todo está en permanente definición, todo está abierto y sus cauces y su forma de funcionar se basan, precisamente, en que todo el mundo tiene que participar, que las decisiones que se tomen y lo que decidamos que somos, debe consensuarse entre todos. Al final se convierte en un espacio de pensamiento, de propuestas, de decisiones, muy dinámico, muy en permanente definición. Más que eso, es muy difícil ponerle etiquetas. Esto es o esto no es, eso es lo que lo define, que está continuamente en movimiento y continuamente deciendo qué somos a pesar de que, muchas veces, hay gente que pretende interpretrarlo como si no fuera así, como si el movimiento viniera con unas etiquetas o con unos principios de entrada, gente que toma la palabra y entiende las asambleas pensando que nosotros somos ya esto y no hay que cuestionarlo: somos anticapitalistas, antinucleares, somos pro-Palestinos… Quizás muchas de las cosas son ciertas, pero no como esa vieja izquierda que viene con el decálogo de lo que uno es, y que cree que esto es lo mismo, una prolongación de lo tradicional. Esto es muy importante y es un problema contra el que tenemos que luchar, el no caer en esas definiciones tan calcificadas, tan piedras. Que justamente no seamos esto, podemos coincidir en muchas cosas, por eso vamos a definir entre todo lo que somos”.

En las respuestas a su compañero, Miguel Arana, nos va exponiendo su visión de la política actual: ”La política está anclada en el siglo XVII, aislados de los problemas de la sociedad”. Piensa que tenemos que ir hacia una democracia verdadera, ”que dejen de decidir por nosotros, que seamos nosotros los que decidamos. Tiene que haber una capacidad ejecutiva de los ciudadanos para proponer y controlar, hay que delegar en la clase  política, pero bajo control”, matiza el entrevistado. ”La plaza pública como espacio nuestro, la calle nuestra. El espacio público, para hablar, hablar y cambiar el mundo”.

A partir de ahora, la tarea a seguir, dice que consiste en que “tenemos que inventar algo para cambiar la sociedad, hay que reinventarnos constantemente. El sistema no tiene cabeza, realmente hay grietas”. Hay que entrar por ellas y muchísimas cosas más.

Un placer, un disfrute verle y oírle, e intentar comprender esta bellísima idea de lo que pueda suponer el 15-M. Espero haber logrado exponer con  claridad las impresiones del “esbozo del 15-M”, en boca de un testigo de excepción. De todas formas, os invito a que veais el vídeo de una hora de duración, mediante el enlace que pongo, con mucho gusto, a vuestra disposición.

http://www.15m.cc/2011/12/conversaciones-15mcc-miguel-arana.html

Apertas agarimosas.

José Soutelo.

Anuncios