¿A dónde nos llevan?

Posted on 22 enero, 2012 por

10



La Europa unida, la unión de los pueblos de Europa, es una hermosa utopía. Los banqueros también nos han robado este sueño. Los políticos entregados, traidores y corruptos, también nos han robado el sueño. La infame crisis que nos está destruyendo ha puesto la cruda realidad desnuda ante todos: Europa es de los banqueros, el mundo es de los banqueros.
El entramado político y legal está montado, sobre todas las cosas, para beneficio de los banqueros, las leyes y la justicia son de los banqueros. Nuestra economía, nuestras vidas, están dirigidas, orquestadas y limitadas por la avaricia descomunal de los banqueros y fiduciarios (usureros, especuladores y ladrones). El Banco Central Europeo y los políticos se han centrado en tapar el sucio agujero de los bancos, consecuencia directa del reiterado y desorbitado delito de especulación enloquecida y desalmada que han venido ejerciendo para acumular ganancias monstruosas, que han dilapidado y escondido los muy sinvergüenzas.

Con la complicidad de políticos, legisladores y jueces, han destrozado la economía real, el empleo y las conquistas sociales que tantos esfuerzos y años han costado. A los individuos, a las familias, a los ayuntamientos y a las empresas se les ha cerrado la financiación indispensable, sin la cual la economía real no puede sostenerse.

Los estados tampoco pueden recibir crédito directamente del Banco Central Europeo para pagar su deuda pública, tienen que colocarla en los “mercados-bancos” a insoportables intereses. El Banco Central Europeo ha facilitado del orden de dos billones de euros a los bancos al 1% de interés, y ellos lo han colocado al 3,4,5 6 o 7% en deuda pública que le venden a los políticos.

Para pagar estos intereses y otros desvaríos, los gobiernos recortan hasta la asfixia a sus pueblos. Recortan las pensiones, los salarios, la educación, la asistencia médica, la atención a los dependientes y minusválidos, etc, etc.

Una ley a medida impide que el crédito fluya directamente a los usuarios. Otra ley a medida garantiza que el dinero de los usureros y especuladores tenga preferencia de cobro sobre otros derechos cualesquiera, “atados y bien atados estamos”. Los estados no han intervenido a los bancos, la justicia no ha procesado a los estafadores, todos los activos de los bancos debieron ser intervenidos, no se han creado “bancos buenos” que pudieran garantizar los depósitos de las gentes y canalizar los créditos (indispensables ya). No van en esa dirección nuestros políticos…

Con los activos inmobiliarios que acumulan los bancos, se podría resolver el problema de la vivienda y algunas cosas más. Ellos siguen desahuciando a las gentes mientras un inmenso parque de viviendas está cerrado, quieren venderlas a precios astronómicos.
Con el dinero que los políticos ponen a disposición de los causantes y máximos responsables de la crisis, aplicado a la economía real, no la estaríamos sufriendo, no existiría la crisis (ni la miseria, ni el paro, ni la angustia y la zozobra que abruma a tantos seres humanos). Incautándose de los activos de los bancos y procesando a los banqueros se podría subsanar la crisis. Hay que procesar también a sus lacayos, llámense Merkel, Sarkozy, Zapatero, Rajoy o como quiera que se llamen. No podemos ni debemos seguir soportando esta caterva de sucias garrapatas. Necesitamos ya bancos buenos y políticos buenos, otras leyes que sirvan a la JUSTICIA, con mayúsculas, y no a los explotadores y golfos.

La estafas divinas, los sueldos divinos, las pensiones divinas… millones de euros al año, decenas de miles de euros al año de estos mangantes, frente a las pensiones del pueblo soberano: 350€, 400€, 600, 800, 1000, salario mínimo interprofesional de 641.70€ congelado, ayudas por viudedad, invalidez y familiares miserables. Sueldos de los de los fondos de inversión, cuatro mil millones de dólares al año, mil quinientos millones de dólares al año, los que peor cientos de millones de euros, decenas de millones de euros y otros pluses y cazos.

Hay que parar esta fiesta, YA ESTÁ BIEN. Es mucho más de lo que nos podemos permitir. Tú perdiste tu trabajo, tu empresa cerró, perdiste la vivienda, los ahorros de muchos años, la estabilidad familiar, emocional, social y psíquica. Tus hijos no encuentran trabajo, no importa cuantas carreras universitarias hayan hecho, ni los masters ni los doctorados que hayan superado, tampoco las diplomaturas ni los cursos de especialización. No encuentran trabajo, tus nietos van a nacer en Brasil o Alemania, o no van a nacer, quizás no los veas nunca.

Una cascada enorme de ruinas y quiebras comerciales, empresariales y personales nos han hundido en el abismo de la desolación, el hambre. la zozobra, la tristeza, la desesperanza y el paro. La especulación, la corrupción y el despilfarro fueron las herramientas eficazmente manejadas por financieros y políticos para crear esta situación. Ahora son los dueños de todo, se han quedado con todo.Se han quedado con nuestro pasado y nuestro futuro, el presente lo están recortando a su conveniencia. La especulación enloquecida que incrementó sus ganancias en forma desorbitada y grosera, enriqueciéndolos hasta el absurdo, ha sido nuestra ruina. Cuando la inflación papelera llegó al límite de lo posible cambiaron de juego, cerraron el crédito y comenzaron a devorar insaciables el mundo paralizado e inerme que crearon.

Los pueblos van tomando conciencia de la injusticia, la burla y el desprecio que reciben y sufren. Si no actúan los órganos de justicia en defensa de otro orden social, que no permita la impunidad de estos desalmados, si no se reparten los recursos económicos y los derechos sociales y humanos con equidad y respeto, una marea arrolladora, imparable, que dejará pálida a ka Revolución Francesa, va a estallar, en respuesta inevitable a tanta canallada, tanto egoísmo y tanta torpeza. Embriagados de éxito, borrachos, soberbios y sedientos de más sangre y de más muertes, nos llevan ahora camino de otra guerra, quieren aplastar a Irán y saquearlo, con el pretexto de que tienen armas nucleares (otra vez). El muy oscuro Obama sigue la senda del bien que marcó Bush, y nuestros gobernantes no ven o miran para otro lado, estúpidos y culpables. La Guerra de Irak fue el principio del fin del euro y de la Unión Europea, la primera estocada, la Guerra de Irán va a ser el descabello

La crisis y la guerra vinieron de Estados Unidos, la crisis está concebida y montada como crisis de especulación, descomposición y finiquito. Los europeos perdieron Irak, los chinos perdieron Irak, los iraquíes perdieron Irak… los estadounidenses no lo perdieron. Ahora quieren que los iraníes pierdan Irán, y los chinos y los europeos también lo perdamos. El horror, el dolor, la vida y la sangre de los seres humanos no les importa.

Los gobernantes de los Estados Unidos y nuestros gobernantes, los de la “Europa Unida”, se han asociado para especular, robar, torturar y matar, en sumisa complicidad con los poderes del dinero y de las armas. Practican el terrorismo económico y el terrorismo de la sangre. Son terroristas de la peor especie, no practican el terrorismo para defenderse, practican el terrorismo para atacar y sacar beneficios económicos. Son insensibles e insaciables, es posible que estén llevando al mundo a un abismo terminal. Hay que oponerse activamente a la Guerra de Irán, a todas las guerras.
El Tribunal Penal Internacional tiene que intervenir de urgencia en todo esto, tiene que intervenir la JUSTICIA con mayúsculas, para evitar la catástrofe enorme a la que nos conducen. Tenemos que hacernos oír, nuestra voz tiene que valer, no podemos dejar que nos roben, nos recorten, nos torturen y nos maten, que nos conviertan en despojos para su beneficio, hay que pararlos ya.

La desigualdad entre los seres humanos al extremo al que ha llegado, es terrorismo, la injusticia social es terrorismo. Los que nos roban, nos estafan, nos humillan y recortan, y además nos cercan con guerras y horrores son terroristas. No pueden gobernarnos, hay que parar ya a estos parásitos sangrientos.

Sebastián Quiroga

Posted in: Blog