Hasta aquí hemos llegado… y así no vamos a seguir. Sebastián Quiroga.

Posted on 7 junio, 2012 por

7


mentira


Las gentes deseamos profundamente ser gobernados por leyes sabias y justas, y por políticos capaces y honrados. Queremos estar orgullosos y agradecidos de nuestros gobiernos, de nuestras instituciones. Es una frustración grave que nos mientan, nos exploten, nos roben y nos estafen, que traicionen su dignidad como seres humanos y traicionen y desprecien la nuestra.

Por desgracia nuestros políticos no entienden que la política fundamentalmente es “la búsqueda y procura de la felicidad de los pueblos”. No les mueve otro afán que el poder como droga omnubilante, y el enriquecimientro material, y, a estos fines, se prostituyen de forma obscena, se venden y nos venden, se prestan a una farsa trágica, que nos empobrece y degrada, a la par que nos sumen en todos los males posibles, en cuantos males haya.

Gobernar bien no es de izquierdas ni de derechas, gobernar bien es llevar a los pueblos al mejor horizonte de desarrollo, plenitud y felicidad personal y común. En el mejor horizonte de justicia social, fuera de la pobreza, del miedo, de la mentira y la guerra, de la opresión y de la explotación de unos por los otros, la odiosa explotación del hombre por el hombre. Realmente una maldición atroz nos golpea, nos cierra en un infierno de mentiras, estafas, latrocinios, obscenidades y desvergüenzas pornográficas, y enormes indecencias.

Los que nos gobiernan “democráticamente” son esbirros infames, mentirosos infumables, mentirosos y canallas. Parásitos atroces, y tontos de baba al servicio de los grandes capos de las finanzas y de los intereses de las grandes industrias y del comercio, de los señores de la tortura y de la guerra, y de la opresión absoluta de los pueblos, a los que están llevando por el camino del terror a la miseria desoladora en la que ya mantienen a miles de millones de seres humanos.

Hay que desmontar este sistema opresor, depiadado e injusto, canalla. No puede ser la vida de los seres del planeta un tránsito penoso y humillado al servicio de la avaricia enloquecida de unas minorías entregadas al crimen social, al terrorismo más infame.

Nos vamos a unir todos los oprimidos, humillados y ofendidos. Os vamos a sacar el poder, vamos a boicotear vuestros intereses y os vamos a boicotear en lo personal. Os vamos a condenar al ostracismo más severo, a vosotros y a todos los vuestros. Vamos a cambiar el sistema sin necesidad de sangre. Os vamos a echar sin otra fuerza que la razón que nos asiste, somos miles de millones de seres humanos, vosotros sois muy pocos.

Vamos a cambiar la economía de guerra, de especulación y de usura terrorista, de la avaricia desmedida, del abuso y de la estafa, que es la vuestra, por una economía para el bien común, para la justicia social, y para el desarrollo de otro ser humano más libre, más feliz y más digno.

Vamos a parar la explotación insensata e insostenible del planeta.

Otro mundo mejor es posible para todos, podemos hacerlo y sabemos hacerlo. Y vamos a empezar ahora.

No podéis seguir gobernando, está ya por encima de lo que podemos soportar. Necesitamos otro sistema, otra economía, otra justicia y otros políticos, otros jueces y otros fiscales.

No hay lugar para más especulación, más usura, más latrocinio y más corrupción maldita, más mentiras.

¡BASTA YA! Os vamos a parar. Os tenemos que parar.

Tienen que pagar por sus responsabilidades, son muchas y muy graves. No nos pueden seguir robando la capacidad de crear, la alegría de vivir y la esperanza.


Sebastián Quiroga