¿Reaccionamos o nos vamos muriendo? Por José Soutelo

Posted on 14 enero, 2013 por

11


_3 ¥eral   Ơ̴̴͡.̮Ơ̴̴̴͡   _=_ _=_.jpeg-783814


Llevo unos días intentando escribir el correspondiente artículo semanal que me había propuesto_ más o menos _ y lo estoy pasando mal, muy mal, no me sale, el cerebro “está seco”, no tengo ese impulso que me lleva a expresar algo que considere dignamente plasmable sobre “el papel”. Quiero y no puedo, he iniciado un par de cosas, no me convencieron, no las consideraba sinceras, sonaban más a falso que a verdad…por lo tanto, pasan los días y no cumplo conmigo mismo, ni con vosotros, ni con la coherencia de darle vida a un Blog después de situarlo en las “ondas virtuales”.
¿Cuál es el motivo? ¿falta de impulso vital, pesimismo, falta de capacidad intelectual para plasmar algo que tenga interés? ¿y si todo esto se debe a que estoy siendo “noqueado” por una realidad que se vuelve en contra cada día que pasa, que me golpea y golpea a mi alrededor sin piedad y no hay forma de hacerle frente? ¿pudiera ser esto lo que me está incapacitando para poder escribir algo creíble, esperanzador? ¿será la causa de esta “deslocalización” mental, cognitiva?
¿No notáis que un día sí y otro también nos quitan un derecho adquirido y sin tiempo de rechistar, al día siguiente, tenemos otro derecho menos que el día anterior en que nos quitaron uno o dos o más? ¿y no notáis que los que los que nos lo están sacando lo hacen con una constancia temible, mano de hierro, segura, rectilínea, sabedora de que iremos poco a poco doblando la rodilla? ¿No notáis que un “tontolabas” llamado Rajoy, nos va tomando el pelo constantemente con su juego de palabras mal pronunciadas, con esa “s” silbando al final de las mismas, llevándonos, mejor dicho dejándonos en la “oscuridad ” y sacándonos capacidad de reacción? Si, si, este señor que no es presentable ni en la más pequeña rueda de prensa, que no sabe hablar en publico con la mas mínima soltura, nos está hurtando la realidad de los hechos económicos y al mismo tiempo llevándonos a la España preconstitucional, nos está está hurtando el Estado de Bienestar, intentando privatizar la Sanidad, Educación, sacandoles a nuestros ancianos la Ley de la Dependencia practicamente de un plumazo, dándole una “puñalada” de muerte a los pensionistas, bajando la cuantía del Seguro de Desempleo, haciendo ímprobos esfuerzos para eliminar los 400 euros para la gente que ha cumplido el tiempo de la prestación…”obsequiándonos” con una despiedada Reforma Laboral que nos está acercando a los seis millones de parados, “mutilando” a la mejor generación de estudiantes (con sus carreras terminadas), teniéndola en el puñetero paro, forzados a marcharse al extranjero, y en fin, reduciendo por todos los sitios lo que hace un tiempo era inimaginable. Empobreciéndonos economicamente, socialmente, portándonos a un zona de exclusión de pobreza alarmante…y cada dias más casos de corrupción, todo el mundo “metiendo la mano”, y divisando un futuro que aterra. Y uno se siente cada día que pasa, asustado, inmovilizado “como sintiendo que un algo invisible te saca fuerzas”, te vas hundiendo, poco a poco, sí, sí, lo ves, pero sigues hundiéndote…¿qué coño pasa?
Uno se siente noqueado porque la realidad de los hechos te está quitando fuerzas, es como si una fuerte anemia te fuera invadiendo, quisieras ser insumiso y desobediente civil, pero miras a tu alrededor y ves que hay miedo a perder el puesto de trabajo o a no ser contratado, sientes que la gente dice: ¿y qué se le va hacer? ¿qué se gana con protestar? Los partidos políticos son todos iguales, los sindicatos no valen para nada, el 15-M ¿a qué juega? ¿no tienen otra cosa que hacer? ¿vas a cambiar tú esto?
La “pasmosis cerebral”, la resignación patalogica “ayudándote, animándote” a que te sientas noqueado…¿qué significa? ¿son cobardes, ignorantes, tienen mala baba? ¿son producto de un tiempo traumatizados por la falta de libertades? ¿pero no nos pasó lo mismo a los demás?
Ojalá este pesimismo sea infundado, sea la “resaca” de las Navidades, el esfuerzo penoso de la cuesta de Enero…; a ver si empezamos Febrero “armándola” con efluvios vitamínicos que influyan en un ánimo deseoso y entusiasta de no dejarse pisar… y de que aún es posible estar vivos y con la cabeza levantada.

José Soutelo

Enlace de interés: http://elpais.com/elpais/2013/01/09/opinion/1357737355_861112.html